COMPEED CALLOS ACTIVOSHIDROCOLOIDE 6 APOSITOS


COMPEED CALLOS ACTIVOSHIDROCOLOIDE 6 APOSITOS

N.º de producto: 262633

En existencias

6,95


USO EN ALERGIAS
ALERGIA AL LATEX
Este producto no contiene látex.
MODO DE EMPLEO
Limpiar y secar la piel antes de la aplicación, asegurando que la zona
esté limpia de restos de cremas y aceites. Retirar el papel protector
superior, posteriormente el inferior, evitando tocar la parte adhesiva.
Aplicar el apósito firmemente sobre el callo, asegurando que los bordes no
formen pliegues. Mantenerlo en su sitio hasta que se empiece a desprender
por sí solo. Tras un máximo de 48 horas, retirar el apósito. Dejar el área
afectada en remojo con agua caliente durante 5 minutos antes de eliminar
la piel muerta. Repetir el proceso tantas veces como sea necesario hasta
un máximo de 14 días.
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
No utilizar el producto en caso de:
- Diabetes o si tiene problemas de circulación.
- Hipersensibilidad (alergia) al ácido salicílico o cualquier otro
ingrediente del producto.
- Sobre piel irritada, infectada o enrojecida.
- En niños si no existe recomendación médica.
- Si está usted embarazada, a menos que el uso de este producto haya sido
aprobado por su médico.
- En caso de que aparezca cualquier tipo de irritación o inflamación,
suspender inmediatamente el tratamiento y consultar al médico.
- No reutilizar para evitar infecciones. Sólo para uso externo. Evitar el
contacto con los ojos, la membrana mucosa y las heridas. Mantener fuera
del alcance y de la vista los niños. Nunca cortar el apósito. Los restos
de adhesivo se eliminan fácilmente con un poco de alcohol, considerando
las instrucciones ed cuidado de cada tejido.
CONSERVACION Y CADUCIDAD
Conservar a temperatura no superior a 25ºC.
ACCION Y DESCRIPCION
Apósitos medianos con ácido salicílico 4,4 mg. Ayuda a eliminar los
callos:
- Disminuyendo la presión
- Manteniendo un grado óptimo de humedad sobre la piel
- Suavizando el callo con ácido salicílico Marcado CE, ON: 0459. Clase
IIa, no estéril.
OTROS
Los callos son una hiperqueratinización localizada, con un núcleo más
denso en parte superior y lados de los dedos del pie (frecuente en
articulaciones), muy dolorosos si presionan terminaciones nerviosas. Se
originan por un calzado inadecuado, por el roce y presión sostenidos, en
zonas que no soportan el peso del cuerpo. Aparece enrojecimiento de la
piel, con sensación de escozor y picor. Si el roce persiste, se forma una
dureza que acaba convirtiéndose en un callo. La mejor forma de prevenir la
aparición de los callos es eliminar la causa de la presión o roce, y por
tanto es indispensable el uso de calzado cómodo y apropiado.
Examine esta categoría: Pies